Las semillas de lino son conocidas por sus múltiples beneficios para la salud, donde podemos incluir que proporcionan una abundante cantidad de proteínas y fibra, reducen el apetito y ayudan a controlar el peso (12).

Dado su perfil nutricional, no es de extrañar que el aceite de linaza también esté repleto de beneficios para nuestra salud.

El aceite de linaza, también conocido como aceite de lino, se obtiene de semillas de lino molidas y prensadas para liberar su aceite natural.

Este aceite beneficioso para la salud puede usarse de varias maneras, desde en la cocina hasta el cuidado de la piel.

En este artículo vamos a ver cuáles son los principales beneficios del aceite de linaza y a aprender a hacer uso del aceite de linaza.

Beneficios de la linaza.

A continuación te vamos a contar las propiedades de la linaza y para qué sirve la linaza.

Alto en ácidos grasos Omega 3.

Al igual que las semillas de lino, el aceite de linaza contiene ácidos grasos omega 3 sanos para el corazón .

De hecho, una cucharada (15 ml) contiene 7.196 mg de ácidos grasos omega 3 (3).

Concretamente, el aceite de linaza presenta ácido alfalinolénico (ALA), un tipo de ácido graso omega 3 que sólo da lugar a pequeñas cantidades de formas activas de omega 3, como EPA y DHA (4).

Si no estás tomando suficiente DHA y EPA en tu dieta, la mayoría de recomendaciones son de al menos 1.600 mg de ácidos grasos omega-3 ALA al día para los hombres y 1.100 mg para las mujeres (5).

Sólo una cucharada de aceite de linaza puede cumplir y superar tus necesidades diarias de ALA.

Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para la salud y se han relacionado con grandes beneficios para la salud como la reducción de la inflamación, la mejora de la salud cardíaca y la protección del cerebro contra el envejecimiento (678).

Si no estás tomando aceite de pescado o consumiendo de una a dos porciones de pescado graso cada semana, el aceite de linaza es una gran elección para ayudarte a complementar tu dieta con ácidos grasos omega-3.

Puede ayudarte a reducir el crecimiento de células cancerígenas.

A pesar de que los estudios recientes se limitan a estudios de laboratorio y en animales, existe cierta evidencia de que el aceite de linaza puede reducir el crecimiento de las células cancerosas.

En un estudio con ratones, se les dio 0,3 ml de aceite de linaza durante 40 días. Se descubrió que previno la diseminación del cáncer y el crecimiento de tumores pulmonares (9).

En otro estudio con animales, se comprobó que el aceite de linaza bloqueaba la formación de cáncer de colon en ratas (10).

Además, los estudios de laboratorio han otorgado resultados similares, con varios estudios que confirman que el aceite de linaza reduce el crecimiento de las células de cáncer de mama (1112).

Aún así, aunque estos hallazgos son prometedores, se necesita más investigación para determinar cómo estos resultados pueden traducirse en humanos.

Podría beneficiar la salud del corazón.

Varios estudios han demostrado que el aceite de linaza podría beneficiar la salud del corazón.

Un estudio con 59 personas comparó los efectos del aceite de linaza con los del aceite de cártamo, un tipo de aceite con alto contenido de ácidos grasos omega 6.

En este estudio, la suplementación con una cucharada (15 ml) de aceite de linaza durante 12 semanas dio lugar a niveles de presión arterial más bajos que los suplementos con aceite de cártamo (13).

La presión arterial alta puede perjudicar la salud del corazón, ya que ejerce una presión adicional sobre el corazón, lo que obliga a que trabaje con más intensidad.

El aceite de linaza también puede mejorar la elasticidad de las arterias. Tanto el envejecimiento como el aumento de la presión arterial suelen estar relacionados con la disminución de la elasticidad (14).

Es posible que estos beneficios se deban a la alta concentración de ácidos grasos omega 3 en el aceite de linaza, ya que se ha demostrado que aumenta la cantidad de omega 3 en la sangre (15).

Además, numerosos estudios han demostrado que los ácidos grasos omega 3 benefician la salud del corazón, ya que reducen la inflamación y la presión arterial (1617).

Puede ayudar a tratar el estreñimiento y la diarrea.

El aceite de linaza puede ser eficaz para tratar el estreñimiento y la diarrea.

Un reciente estudio en animales demostró que el aceite de linaza funcionaba como laxante para promover la motilidad intestinal, mientras actuaba como un elemento antidiarreico (18).

Otro estudio con 50 pacientes con estreñimiento en hemodiálisis, demostró que tras darles aceite de linaza, aceite de oliva o aceite mineral durante 4 semanas, el aceite de linaza aumentó la frecuencia de las deposiciones y mejoró la consistencia de las heces, demostrando así que era tan efectivo como el aceite de oliva y el aceite mineral (19).

Sin embargo, la investigación sobre los efectos del aceite de linaza en el estreñimiento y la diarrea actualmente se limita a estudios con animales y estudios en personas con condiciones específicas.

Se necesitan estudios adicionales para evaluar su efectividad en la población general.

Puede mejorar la salud de la piel.

El aceite de linaza también puede ayudar a mejorar la salud de la piel.

En un estudio pequeño, 13 mujeres se suplementaron con aceite de linaza durante 12 semanas. Al final del estudio, experimentaron mejoras en la suavidad y la hidratación de la piel, mientras que la sensibilidad de la piel a la irritación y la rugosidad había disminuido (20).

Un reciente estudio en animales demostró que el aceite de linaza tuvo resultados positivos similares.

En un estudio con ratones con dermatitis que tomaron aceite de linaza durante tres semanas se demostró que el aceite reducía los síntomas de dermatitis atópica, como el enrojecimiento, la hinchazón y el picor (21).

Por otro lado hay que decir que no existen investigaciones sobre los beneficios de aplicar el aceite de linaza en la piel. Sin embargo, existen muchos estudios donde se observan mejoras en la suavidad, además de reducir la irritación después de aplicar aceite de linaza.

Puede reducir la inflamación.

Debido al contenido en ácidos grasos omega 3, algunos estudios han demostrado que el aceite de linaza puede ayudar a disminuir la inflamación en ciertas personas.

Sin embargo, un análisis de 20 estudios demostró que el aceite de linaza no presentaba ningún efecto sobre la inflamación en la población general.

Pero redujo los niveles de proteína C reactiva, un marcador utilizado para medir la inflamación, en personas obesas (22).

Otro estudio en animales demostró que el aceite de linaza presentaba importantes propiedades antiinflamatorias (23).

Varios estudios indican que los efectos antiinflamatorios del aceite de linaza son parecidos a los del aceite de oliva.

Por ejemplo, un estudio con 37 personas demostró que los suplementos de aceite de linaza no modificaban ningún marcador inflamatorio en adultos sanos con peso normal, comparándolo con el aceite de oliva (24).

Aunque parece que el aceite de linaza puede afectar a las personas de forma diversa, son necesarios más estudios para concretar sus efectos sobre la inflamación.

Aceite de lino

Cómo tomar aceite de linaza.

El aceite de linaza es un aceite muy versátil. Para comenzar, puede sustituir a otros tipos de aceite en aderezos para ensaladas y salsas. Pero también puedes añadirlo a batidos, tostadas,…

Ten en cuenta que el aceite de linaza no se recomienda para cocinar, ya que presenta un punto de humo bajo y daría lugar a compuestos nocivos cuando se expusiera a altas temperaturas (25).

Además de utilizarse junto a los alimentos, el aceite de linaza se puede aplicar sobre la piel para aprovechar sus virtudes e incrementar la humedad de la piel.

Riesgo y efectos secundarios del aceite de linaza.

Hay que tener cuidado al tomar aceite de linaza, ya que existen diversos riesgos y efectos secundarios. Para la mayoría de la gente, los beneficios que aportan las semillas de lino y el aceite de linaza superan los riesgos de usar este alimento.

Falta de investigación definitiva.

Diversos estudios vinculan el uso del aceite de linaza con grandes beneficios para la salud pero no existe un uso estándar del suplemento.

Habla con tu médico sobre los beneficios del aceite de linaza para tu salud antes de probarlo. También debes conocer el período de tiempo que vas a tomarlo, así como la dosis recomendada.

La calidad puede variar.

El aceite de linaza como suplemento dietético no está regulado, por lo tanto, la calidad y el contenido del aceite de linaza no están regulado ni estandarizado. Debes usar estos productos con precaución.

Bajo nivel de azúcar en la sangre.

El uso de semillas de lino o aceite de linaza puede reducir el azúcar en la sangre (26).

Debes tener cuidado al usar estos suplementos si sufres diabetes o cualquier otra afección que afecte tus niveles de azúcar en la sangre.

También debes tener precaución al consumir aceite de linaza si consumes medicamentos que alteren tus niveles de azúcar en la sangre.

Presión arterial baja.

El consumo de aceite de linaza puede disminuir tu presión arterial (27).

Si sufres alguna afección o tomas algún medicamento que reduzca la presión arterial, añadir este suplemento a tu dieta podría provocar complicaciones.

Hemorragias.

El uso de semillas de lino puede aumentar las posibilidades de hemorragia (28).

Esto puede ser problemático si sufres alguna afección que provoque hemorragias o si estás consumiendo ciertos medicamentos que pueden causar hemorragias, como anticoagulantes.

Ajustes hormonales.

No consumas aceite de semillas de lino o semillas de lino durante el embarazo o la lactancia.

El aceite de linaza puede provocar complicaciones en las mujeres (29) que están embarazadas debido a su capacidad de afectar las hormonas.

Alergias.

Existe la posibilidad de que seas alérgico (30) a las semillas de lino o al aceite de linaza.

Deberías evitar el uso de aceite de linaza si notas picores, hinchazón, enrojecimiento o urticaria al ingerirlo. Los vómitos y las náuseas también pueden ser signos de una alergia.

Visita a tu médico de inmediato si tu reacción al aceite de linaza provoca que la garganta se contraiga o que te falte la respiración. Estos pueden ser signos de shock anafiláctico.

Cáncer de prostata.

Existen investigaciones contradictorias sobre si el ALA que se encuentra en las semillas de lino y el aceite de linaza, en realidad, provoca que los tumores del cáncer de próstata sean más agresivos.

El aceite de linaza no contiene el nutriente lignano, que se ha relacionado con la desaceleración de los tumores del cáncer de próstata.

Además, la grasa del aceite de linaza puede no darle a tu cuerpo lo que necesitas si sufres cáncer de próstata.

Estreñimiento y diarrea.

Se considera que las semillas de lino mejoran el estreñimiento. Sin embargo, el aceite de linaza no contiene fibra como las semillas de lino.

Por lo tanto, el uso de aceite de linaza para aliviar el estreñimiento no tendrá el mismo efecto que el uso de semillas de lino.

Debes consumir agua regularmente si usas semillas de lino como suplemento. Puede llegar el caso en que el aceite de linaza produzca diarrea (31).

Interacciones con medicamentos y condiciones de salud.

Los efectos secundarios del aceite de linaza pueden provocar reacciones adversas si los consumes y tomas ciertos medicamentos o sufres condiciones médicas particulares.

A veces, las semillas de lino interferirán con la absorción de otros medicamentos. A menudo necesitarás tomar aceite de linaza unas horas antes de administrar los medicamentos para asegurarte de que tu cuerpo los absorba adecuadamente. Incluso es posible que debas evitar tomar el suplemento totalmente.

Algunos medicamentos que pueden interactuar negativamente con el aceite de linaza incluyen:

  • Aquellos que alteran el flujo sanguíneo y sangrado, que incluyen:
  1. Aspirina.
  2. Anticoagulantes, como warfarina y clopidogrel.
  3. Algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y el naproxeno.
  • Los que regulan el azúcar en la sangre, incluidos:
  1. Insulina.
  2. Glipizida.
  3. Metformina.
  4. Aquellos que alteran los niveles de estrógenos.
  5. Los que ayudan con el estreñimiento.
  6. Aquellos que bajan la presión sanguínea.

Debes consultar con tu médico antes de usar aceite de linaza si sufres:

  • Hemorragias.
  • Obstrucción intestinal.
  • Diabetes.
  • Diarrea.
  • Diverticulitis.
  • Hipoglucemia.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Presión arterial baja.
  • Cáncer de próstata.
  • Tiroides poco activa.
  • Mujeres embarazadas y lactantes.

Conclusión.

Es posible que estés ansioso por encontrar un suplemento que te ayude a incrementar los ácidos grasos omega 3 en tu cuerpo, y pienses que el aceite de linaza puede ser una buena opción.

Sin embargo, puede provocar efectos secundarios indeseables si sufres alguna afección médica preexistente, usas ciertos medicamentos o tomas la dosis incorrecta.

Consulta con tu médico antes de probar el aceite de linaza para aumentar tus niveles de ácidos grasos omega 3 para asegurarte de que estás utilizando el suplemento de forma segura. El aceite de pescado puede ser una opción mejor y más segura.