Cuando nos ponemos a pensar en la vitamina C, siempre recordamos que la naranja tiene vitamina C, en primer lugar.

Sin embargo, no sólo los cítricos contienen vitamina C, ya que hay muchos alimentos ricos en vitamina C.

Las últimas recomendaciones indican que los hombres adultos necesitan 90 mg y las mujeres requieren 75 mg de esta vitamina esencial todos los días.

Alimentos ricos en vitamina C.

Si estás intentando consumir más alimentos ricos en vitamina C, este artículo te dará las mejores opciones.

Pimientos verdes.

Los pimientos verdes son una fuente excelente de vitamina C, ya que un pimiento mediano proporciona el 159% de la IDR (1).

Como este tamaño de porción solo contiene 23 calorías, es fácil de comprobar lo denso en nutrientes que es el pimiento verde.

Hay muchas maneras distintas de incluir esta fruta nutritiva en tu dieta, tanto en ensaladas o como de “bote”.

Por ejemplo, rellenar pimientos con carne, queso y vegetales, es una forma deliciosa de comerlos.

Por porción de 100 gramos:

  • Vitamina C: 80,4 mg (134% DV)
  • Calorías: 20 kcal
  • Carbohidratos: 4.6 g
  • Grasa: 0,2 g
  • Proteína: 0,9 g

Guayaba.

La guayaba es una fruta tropical que es originaria de México aunque ahora crece en todo el mundo, en países como China, India y Tailandia.

La carne de esta fruta puede ser dulce o agria dependiendo de la madurez de la fruta, y es uno de los mejores proveedores de vitamina C.

Sorprendentemente, con sólo una guayaba pequeña ya obtenemos el 209% de la IDR (2).

Por porción de 100 gramos;

  • Vitamina C: 228 mg (381% DV)
  • Calorías: 68 kcal
  • Carbohidratos: 14,3 g
  • Grasa: 0,9 g
  • Proteína: 2,5 g

Pomelo.

Las naranjas no son el mayor proveedor de vitamina C, ni siquiera son la fuente más importante de cítricos. Ese honor pertenece al pomelo.

Cabe destacar que el pomelo es uno de los alimentos con mayor cantidad de vitamina C, y suministra el 193% de la IDR por porción (3).

El pomelo es una fruta cítrica increíblemente grande que puede pesar más de 600 gramos cuando está madura.

Por porción de 100 gramos;

  • Vitamina C: 61 mg (102% DV)
  • Calorías: 38 kcal
  • Carbohidratos: 9,6 g
  • Grasa: 0 g
  • Proteína: 0,8 g

Melón cantalupo.

Con un sabor dulce y jugoso, el melón es una de las frutas más populares del mundo.

Aunque los melones en general son una buena fuente de vitamina C, los melones cantalupo ofrecen la mayor cantidad.

Una porción proporciona el 98% del valor diario de vitamina C (4).

Sin embargo, el melón no solo es fuente de vitamina C, ya que su pulpa contiene también carotenoides de vitamina A.

Por porción de 100 gramos;

  • Vitamina C: 36,7 mg (61% DV)
  • Calorías: 34 kcal
  • Carbohidratos: 8,8 g
  • Grasa: 0,2 g
  • Proteína: 0,8 g

Fresa.

Las fresas son la fruta favorita de muchas personas y están deliciosas.

Estas atractivas bayas rojas también son alimentos ricos en vitamina C y contienen el 149% de la IDR por taza (5).

Por porción de 100 gramos ofrece:

  • Vitamina C: 58,8 mg (98% DV)
  • Calorías: 32 kcal
  • Carbohidratos: 7.7 g
  • Grasa: 0.3 g
  • Proteína: 0.7 g

Bazo de carne.

Aunque la mayoría de la gente asume que los alimentos de origen animal no contienen vitamina C, esto no es estrictamente cierto.

Curiosamente, toda la carne proporciona una cantidad mínima de esta vitamina, además de ser un alimento rico en vitamina D.

Sin embargo, algunos cortes cárnicos son más ricos en vitamina C que otros, y el bazo es la fuente más concentrada.

Probablemente no sea para todos pero el bazo de res contiene una cantidad de vitamina C similar a la naranja ya que una porción proporciona el 71% de la IDR (6). También es rico en vitamina B3.

Aunque es raro encontrar bazo en platos occidentales, el bazo desempeña un papel importante en platos mediterráneos, como la salchicha de bazo griega y los sándwiches italianos de bazo.

Por porción de 100 gramos ofrece:

  • Vitamina C: 50,3 mg (84% DV)
  • Calorías: 145 kcal
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasa: 4,2 g
  • Proteína: 25,1 g

Coles de Bruselas.

Parece que las coles de Bruselas son uno de esos alimentos que se aman o se odian pero esta verdura con vitamina C no puede faltar en casa.

Una taza proporcionará el 125% del valor diario de vitamina C, y los brotes también son una fuente importante de vitamina K1 (7).

Para aquellos que no les gusta el sabor de las coles de Bruselas, asarlas en el horno con un poco de carne, verduras y un poco de mantequilla les dará un sabor extra.

Por porción de 100 gramos ofrece:

  • Vitamina C: 85 mg (142% DV)
  • Calorías: 43 kcal
  • Carbohidratos: ,0 g
  • Grasa: 0,3 g
  • Proteína: 3,4 g

Longan.

La Longan es una fruta tropical pequeña originaria del sur y sudeste de Asia, y se encuentra entre las mejores fuentes de alimentos con vitamina C.

Por porción, esta fruta aporta el 39% de la IDR para la vitamina C (8).

La fruta Longan comparte muchas similitudes con el lichi y el rambután, que son parte de la misma familia de frutas.

Llamado “ojo del dragón” en China, las frutas Longan tienen una apariencia inusual pero tienen casi el mismo sabor que el lichi.

Por porción de 100 gramos tienen:

  • Vitamina C: 84 mg (140% DV)
  • Calorías: 60 kcal
  • Carbohidratos: 15,1 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Proteína: 1,3 g

Limón.

Los limones son una fruta común en todo el mundo, y son famosos por su sabor agrio.

Aunque algunas personas las disfrutan por sí mismas, los limones pueden ser demasiado amargos para muchas personas, y la gente los usa a menudo como una ayuda para aromatizar bebidas y recetas.

El sabor amargo que muestran los limones proviene de los ácidos específicos que contienen, y esta fruta tiene una gran cantidad de ácido ascórbico (vitamina C).

Un limón grande proporciona alrededor del 74% de la IDR de la vitamina C (9).

Por porción de 100 gramos tiene:

  • Vitamina C: 53 mg (88% DV)
  • Calorías: 29 kcal
  • Carbohidratos: 9,3 g
  • Grasa: 0,3 g
  • Proteína: 1,1 g

Lima.

Aunque la diferencia entre los limones y las limas no es significativa, los limones tienden a ser agrios mientras que las limas tienen un sabor más amargo.

Al igual que los limones, la lima es relativamente alta en vitamina C, aportando el 32% del valor diario (10).

Podemos usar lima de muchas maneras. Puede dar sabor a bebidas, añadir un sabor único a los platos  o, incluso, algunas personas valientes pueden comerlo entero.

Por porción de 100 gramos aporta:

  • Vitamina C: 29,1 mg (48% DV)
  • Calorías: 30 kcal
  • Carbohidratos: 10,5 g
  • Grasa: 0,2 g
  • Proteína: 0,7 g

Piña.

Al igual que otras frutas tropicales amarillas, la piña es rica en vitamina C y proporciona el 131% de la IDR (13).

Además de la vitamina C, la piña también es una fuente importante de manganeso.

Sin embargo, la piña es bastante alta en azúcares y carbohidratos totales, así que ten cuidado con las porciones si sigues una dieta baja en carbohidratos.

Por porción de 100 gramos tenemos:

  • Vitamina C: 47,8 mg (80% DV)
  • Calorías: 50 kcal
  • Carbohidratos: 13,1 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Proteína: 0,5 g

Col rizada.

La col rizada no es para todos, o la amas o la odias. A pesar de no ser muy popular, es difícil discutir su impresionante perfil nutricional.

Por ejemplo, la col rizada contiene cantidades sustanciales de vitamina K1 y carotenoides.

Además, la col rizada es una de las fuentes vegetales más abundantes de vitamina C, aportando cada porción de 67 gramos un 134% del valor diario (14).

Por porción de 100 gramos aporta:

  • Vitamina C: 120 mg (200% DV)
  • Calorías: 50 kcal
  • Carbohidratos: 10 g
  • Grasa: 0,7 g
  • Proteína: 3,3 g

Papaya.

Como todas las frutas tropicales amarillas/anaranjadas, la papaya es una excelente fuente de vitamina C.

Una taza de papaya aporta el 144% de la IDR para la vitamina C, y también es rica en vitamina A, potasio y folatos (15).

La papaya es menos conocida que otras frutas tropicales como la piña y el mango pero tiene buenas cualidades nutricionales.

La textura de la fruta es muy suave y tiene una textura similar a la del melón pero el sabor no es tan dulce.

Por porción de 100 gramos contiene:

  • Vitamina C: 61,8 mg (103% DV)
  • Calorías: 39 kcal
  • Carbohidratos: 9,8 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Proteína: 0,6 g

Tomate secado al sol.

A pesar de que a menudo se confunde con una verdura con vitamina C, el tomate es una fruta roja pequeña rica en vitamina C y otros nutrientes interesantes.

Los tomates vienen en formas y tamaños diferentes, desde los pequeños tomates cherry hasta los tomates de la herencia que pueden llegar a pesar cerca de 1 kg.

Sin embargo, son los tomates secados al sol los que contienen el mayor contenido de vitamina C ya que contienen un 35% de la IDR por porción (16).

Los tomates también son fuentes ricas en potasio, manganeso y licopeno.

Por porción de 100 gramos;

  • Vitamina C: 39.2 mg (65% DV)
  • Calorías: 258 kcal
  • Carbohidratos: 55,8 g
  • Grasa: 3,0 g
  • Proteína: 14,1 g

Naranja.

La naranja tiene vitamina C como todo el mundo sabe, y proporcionan un 116% de la IDR por naranja mediana (17).

Mucho mejor tomar la fruta entera que tomar el zumo de la fruta, ya que no aprovechamos la fibra.

Por porción de 100 gramos contiene:

  • Vitamina C: 53,2 mg (89% DV)
  • Calorías: 47 kcal
  • Carbohidratos: 11,7 g
  • Grasa: 0,1 g
  • Proteína: 0,9 g

Cilantro seco.

En general, no consumimos hierbas y especias como el cilantro en cantidades significativas.

Sin embargo, el cilantro merece un lugar en esta lista porque ofrece una concentración importante de vitamina C.

Sólo una cucharada de cilantro contiene el 17% del valor diario de la vitamina (18).

A las dosis correctas, el cilantro es un excelente añadido a casi cualquier plato cocido, ya que es un importante potenciador del sabor.

Por porción de 100 gramos aporta:

  • Vitamina C: 567 mg (945% DV)
  • Calorías: 279 kcal
  • Carbohidratos: 52,1 g
  • Grasa: 4,8 g
  • Proteína: 21,9 g

Alimentos con vitamina C

Chile.

Para aquellos que disfrutan de la comida picante, el chile es otra buena fuente de vitamina C.

Los chiles están cargados con esta vitamina, y un solo chile proporciona un 182% de la IDR (19).

El chile sabe especialmente bien en una salsa de curry a base de tomate junto con crema de coco o ghee.

Por porción de 100 gramos tenemos:

  • Vitamina C: 242 mg (404% DV)
  • Calorías: 40 kcal
  • Carbohidratos: 9,5 g
  • Grasa: 0,2 g
  • Proteína: 2,0 g

Brócoli.

El brócoli es otra verdura con vitamina C y contiene un 135% de la IDR por porción (20).

Además, este vegetal crucífero es una buena fuente de vitamina K1.

Hay muchas maneras de comer brócoli pero sabe particularmente bien cubierto con queso rallado y aceite de oliva, y luego cocinado en el horno.

Por porción de 100 gramos;

  • Vitamina C: 89.2 mg (149% DV)
  • Calorías: 34 kcal
  • Carbohidratos: 6,6 g
  • Grasa: 0,4 g
  • Proteína: 2,8 g

Grosella negra.

La grosella negra es una baya ligeramente amarga y dulce que es la fuente más rica de vitamina C de todas las bayas.

Una porción proporciona el 338% del valor diario de vitamina C (21).

Las grosellas negras pueden variar su sabor entre increíblemente ácido y dulce dependiendo de su madurez.

Por porción de 100 gramos aporta:

  • Vitamina C: 181 mg (302% DV)
  • Calorías: 63 kcal
  • Carbohidratos: 15,4 g
  • Grasa: 0,4 g
  • Proteína: 1,4 g

Aquí podrás seguir viendo alimentos ricos en vitaminas.