En esta sección queremos hablaros sobre todas las especias que inundan nuestras cocinas.

Además de dar sabor a nuestros platos, presentan ciertas propiedades y beneficios para nuestra salud que no debemos echar a perder.

Estragón.

El estragón presenta unos beneficios para la salud impresionantes, incluida la posibilidad de reducir el azúcar en la sangre, la inflamación y el dolor, al tiempo que mejora el sueño, el apetito y la salud cardíaca.

Sin mencionar que es muy versátil y se puede añadir a una gran variedad de alimentos, ya sea que uses variedades frescas o secas.

Podrás aprovechar fácilmente todos los beneficios que proporciona el estragón al añadirlo a tu dieta.

Cilantro.

Tanto el cilantro como las semillas de cilantro provienen de la planta Coriandrum sativum. A las hojas y los tallos se le llaman cilantro, mientras que a las semillas secas se les llama semillas de cilantro.

A pesar de sus orígenes similares, el cilantro y las semillas de cilantro tienen sabores y aromas diferentes, por lo que no se pueden usar indistintamente en las recetas.

Si encuentras una receta que requiera cilantro, tendrás que comprobar si se está refiriendo a las hojas o a las semillas.

Para hacer esto, verifica de dónde viene la receta y cómo se usa el cilantro en ella. Aunque tanto el cilantro como las semillas de cilantro son excelentes añadidos a tu dieta.

Prueba a añadir cilantro para darle un sabor más refrescante a tus platos.

Cardamomo.

El cardamomo es un remedio antiguo que presenta muchas propiedades medicinales. Puede disminuir la presión arterial, mejorar la respiración y ayudar a perder peso.

Además, varios estudios con animales demuestran que el cardamomo puede ayudar a combatir tumores, mejorar la ansiedad, combatir las bacterias y proteger el hígado, aunque la evidencia en estos casos es menos fuerte.

Sin embargo, existe poca o ninguna investigación en humanos para una serie de declaraciones de propiedades saludables asociadas con esta especia. Se necesitan más estudios para mostrar si los resultados de la investigación preliminar se aplican a los humanos.

Sin embargo, añadir cardamomo a tus recetas puede ser una forma segura y efectiva de mejorar tu salud.

Los extractos y suplementos de cardamomo también pueden proporcionar beneficios pero deben tomarse con precaución y bajo la supervisión de un médico.