Los beneficios del aceite de oliva virgen extra para la salud son muy comentados actualmente.

Muchos expertos en salud conocen las propiedades del aceite de oliva virgen extra e intentan hacerlo llegar a la población.

Beneficios del aceite de oliva virgen extra para la salud.

Aquí te dejamos los beneficios del aceite de oliva virgen extra demostrados por investigaciones científicas.

El aceite de oliva es alto en grasas monoinsaturadas.

El aceite de oliva virgen extra se obtiene de las aceitunas, el fruto del olivo.

Cerca del 14% del aceite de oliva virgen extra es grasa saturada, aunque el 11% es poliinsaturado, ya que se trata de ácidos grasos omega 6 y omega 3 (1).

Sin embargo, el ácido graso presente en mayor cantidad en el aceite de oliva virgen extra es una grasa monoinsaturada llamada ácido oleico, que significa el 73% del contenido total del aceite de oliva virgen extra.

Varias investigaciones afirman que el ácido oleico disminuye la inflamación e incluso puede aportar propiedades favorecedoras sobre los genes asociados al cáncer (2345).

Además, las grasas monoinsaturadas son bastante resistentes a temperaturas elevadas, por lo que el aceite de oliva virgen extra es una buena elección para cocinar.

El aceite de oliva contiene grandes cantidades de antioxidantes.

El aceite de oliva virgen extra es muy nutritivo. No sólo aporta ácidos grasos, además presenta cantidades significativas de vitaminas E y K.

Si eso fuera poco, también podemos decir que el aceite de oliva virgen extra está repleto de antioxidantes.

Estos antioxidantes son biológicamente activos y disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades crónicas (67).

Además reducen la inflamación y evitan que se oxide el colesterol de la sangre, dos beneficios que pueden disminuir el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca (89).

El aceite de oliva virgen extra es antiinflamatorio.

Se sabe que la inflamación crónica es protagonista en enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardíacas, el síndrome metabólico, la diabetes tipo 2, el Alzheimer, la artritis e, incluso, la obesidad.

El aceite de oliva virgen extra puede disminuir la inflamación, que puede favorecer una buena salud.

Dichos efectos antiinflamatorios están mediados por antioxidantes. El componente fundamental es el oleocanthal, que ha demostrado que actúa como el ibuprofeno, un fármaco antiinflamatorio (10).

Varios estudios demuestran que el oleocanthal presente en 50 ml de aceite de oliva virgen extra posee un efecto parecido al 10% de la dosis para adultos del ibuprofeno (11).

Los expertos indican que el ácido oleico puede disminuir los niveles de marcadores inflamatorios como la proteína C reactiva.

Otro estudio también confirmó que los antioxidantes del aceite de oliva virgen extra pueden inhibir algunos genes y proteínas que producen inflamación (12).

El aceite de oliva previene accidentes cerebrovasculares.

Un accidente cerebrovascular es provocado por una alteración del flujo sanguíneo a nuestro cerebro, debido a un coágulo de sangre o a una hemorragia.

La relación entre el aceite de oliva virgen extra y el riesgo de apoplejía se investiga en profundidad.

Investigaciones con 841.000 personas demostraron que el aceite de oliva virgen extra era la única fuente de grasa monoinsaturada relacionada con un menor riesgo de apoplejía y enfermedad cardíaca (14).

Otros estudios con 140.000 participantes mostró que aquellos que tomaron aceite de oliva virgen extra presentaban un riesgo mucho menor de sufrir un accidente cerebrovascular que aquellos que no lo tomaron (15).

El aceite de oliva protege contra la enfermedad cardíaca.

Varias investigaciones han demostrado que la enfermedad cardíaca es menos común en países mediterráneos.

Esto provocó un profundo estudio sobre la dieta mediterránea, que ahora ha demostrado disminuir significativamente el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca (1718).

El aceite de oliva virgen extra es uno de los ingredientes presentes en la dieta mediterránea y combate la enfermedad cardíaca de varias formas (19).

Disminuye la inflamación, impide la oxidación del colesterol LDL, incrementa el revestimiento de los vasos sanguíneos y evita la coagulación excesiva de la sangre (202122232425).

Además disminuye la presión arterial, que es uno de los factores de riesgo más importantes para la enfermedad cardíaca y la muerte prematura.

En un estudio, el aceite de oliva virgen extra disminuyó la toma de medicamentos para la presión arterial en un 48% (262728).

Muchos estudios confirman que el aceite de oliva virgen extra aporta muchos beneficios para nuestro corazón.

Si sufres una enfermedad cardíaca, tienes un historial familiar relacionado con enfermedad cardíaca o cualquier otro factor de riesgo, deberías añadir aceite de oliva virgen extra a tu dieta.

El aceite de oliva puede combatir la enfermedad de Alzheimer.

Una de las características principales de la enfermedad de Alzheimer es la acumulación de placas beta-amiloides dentro de las células cerebrales.

Un estudio con ratones indicó que una sustancia presente en el aceite de oliva virgen extra eliminaba estas placas (34).

Otro estudio en humanos demostró que la dieta mediterránea alta en aceite de oliva virgen extra favorecía la función cerebral (35).

El aceite de oliva puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Muchas investigaciones han asociado el aceite de oliva virgen extra con potentes propiedades sobre el azúcar en la sangre y la sensibilidad a la insulina (3637).

Un estudio con 418 personas demostró los efectos beneficiosos del aceite de oliva (38).

Otro estudio indicó que la dieta mediterránea alta en aceite de oliva virgen extra disminuía el riesgo de diabetes tipo 2 en más del 40%.

Presenta propiedades contra el cáncer.

Las personas que residen en países mediterráneos presentan un menor riesgo de sufrir ciertos cánceres, y muchos estudios indican que el aceite de oliva virgen extra puede ser el culpable (39).

Los antioxidantes presentes en el aceite de oliva virgen extra disminuyen el daño oxidativo provocado por los radicales libres, que parecen ser un factor de riesgo del cáncer (4041).

Varias investigaciones confirman que los compuestos presentes en el aceite de oliva pueden eliminar células cancerosas (4243).

El aceite de oliva puede tratar la artritis reumatoide.

Aunque la causa exacta de la aparición de la artritis reumatoide no se conoce, se sabe que se trata de un ataque de nuestro sistema inmune a nuestras células normales por error.

El aceite de oliva virgen extra controla los marcadores inflamatorios y disminuye el estrés oxidativo en individuos con artritis reumatoide (4445).

Parece especialmente beneficioso cuando se mezcla con aceite de pescado, una fuente de ácidos grasos omega 3 antiinflamatorios.

Otro estudio demuestra que con el aceite de oliva y el de pescado aumentó la fuerza de agarre y disminuyó el dolor articular y la rigidez matutina en personas con artritis reumatoide (46).

El aceite de oliva tiene propiedades antibacterianas.

El aceite de oliva virgen extra contiene muchos nutrientes que pueden eliminar bacterias dañinas (47).

Una de ellas es Helicobacter pylori, una bacteria que se encuentra en nuestro estómago y puede provocar úlceras estomacales y cáncer de estómago.

Varios estudios confrimaron que el aceite de oliva extra virgen elimina ocho cepas de esta bacteria, tres de las cuales son resistentes a los antibióticos (48).

Un estudio en humanos demostró que 30 gramos de aceite de oliva virgen extra a diario pueden evitar la infección por Helicobacter pylori en un 10-40% de las personas en tan solo dos semanas (49).

¿El aceite de oliva engorda?

Ingerir grandes cantidades de grasa provoca aumento de peso pero eso no quiere decir que el aceite de oliva engorda.

Debes saber que varias investigaciones han asociado la dieta mediterránea, alta en aceite de oliva virgen extra, con propiedades beneficiosas sobre la pérdida de peso (505152).

Un estudio con 7.000 estudiantes universitarios que tomaron bastante aceite de oliva virgen extra no mostró una ganancia de peso relacionada (53).

Otro estudio con 187 personas demostró que una dieta alta en aceite de oliva virgen extra estaba asociada con un incremento en los niveles de antioxidantes de la sangre y con la pérdida de peso (54).

Tipos de aceite de oliva.

Cuando vayas a comprar aceite de oliva virgen extra debes prestar atención a los diferentes tipos de aceite de oliva que te vas a encontrar.

El aceite de oliva virgen extra mantiene muchos de los antioxidantes y compuestos bioactivos que contienen las aceitunas.

Por este motivo, el aceite de oliva virgen extra es más saludable que el aceite de oliva más refinado.

Sin embargo, sigue existiendo mucho engaño en el mercado del aceite de oliva, ya que muchos aceites que afirman ser “virgen extra” han sido diluidos con otros aceites refinados.

Por tanto, mira bien las etiquetas para comprobar que compras aceite de oliva virgen extra real.

Precio del aceite de oliva.

Si hace unas semanas se comenzaron a ver las primeras señales positivas en los precios del aceite de oliva virgen extra en el origen, hace poco que se han confirmado que los resultados han sido más que positivos.

Las subidas generalizadas han favorecido que se calme el sector y parece que tras el periodo estival se mueve más el mercado del aceite de oliva virgen extra, aunque la oferta cada vez es más corta.

El precio del aceite de oliva lampante se mueve por lo 2.500 euros por tonelada, el aceite de oliva virgen anda por los 2.650 euros por tonelada, mientras que el aceite de oliva virgen extra no presenta cambio y se queda en 2.900 euros por tonelada.

Seguramente ya conozcas los múltiples beneficios del aceite de oliva, ya que presenta importantes propiedades nutricionales y medicinales pero lo cierto es que emplear aceite de oliva para el pelo resulta un tratamiento muy efectivo a la par que económico en comparación con otros productos cosméticos, de hecho este uso se remonta a la civilización egipcia. ¿Quieres saber más al respecto? Entonces no dejes de leer este artículo.

Aceite de oliva para el cabello.

Con sólo añadir aceite de oliva a tu alimentación vas a conseguir un pelo más saludable y bonito debido a que el pelo también se alimenta a través de los alimentos que comemos.

Por ello, tomar aceite de oliva virgen extra se convertirá en un potente tratamiento para tu cabello y tu cuero cabelludo.

Sin embargo, también puedes aprovechar las propiedades del aceite de oliva para el pelo a través de su aplicación tópica, como te mostramos aquí:

  • Es rico en polifenoles y vitamina E, potentes antioxidantes, que previenen los daños que provoca la exposición solar sobre el pelo.
  • Es emoliente y suavizante por lo que combate problemas del cuero cabelludo causados por irritación, picores o heridas.
  • Se trata del tratamiento más natural contra la infestación por piojos
  • Es una sustancia muy hidratante, al impedir la evaporación del agua y contener lípidos importantes para mantener la estructura del cabello.
  • Favorece el crecimiento del pelo al fortalecer los folículos pilosos, sobre todo cuando el cabello se encuentra dañado.

¿Cómo aplicar el aceite de oliva para el pelo?

Lo primero que debes hacer cuando vayas a utilizar aceite de oliva para el pelo es elegir aceite de oliva virgen extra, ya que se obtiene por presión en frío y es de alta calidad, por lo que su composición nutricional es casi perfecta.

De esta forma aprovecharás mejor los beneficios del aceite de oliva para el pelo, ya que obtendrás nutrientes de máxima calidad.

La manera ideal de aplicar el aceite de oliva sobre el pelo es masajeando tu cuero cabelludo para conseguir una  absorción casi total de los nutrientes, después debes pasar al resto del pelo, sobre todo en las puntas.

Para aprovechar todas las propiedades del aceite de oliva virgen extra sólo debes usar una o dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, sin embargo, la cantidad idónea siempre variará dependiendo del tipo de pelo.

Lógicamente, un pelo seco pide más cantidad de aceite que un pelo graso.

¿Cuándo aplicar el aceite de oliva sobre el pelo?

Debes saber que tras la aplicación del aceite de oliva virgen extra deberás lavarte el pelo con los productos adecuados.

Hay dos momentos donde se aprovecha mucho aplicar aceite de oliva en el pelo:

  • Antes de ducharnos, porque después podremos lavarnos el cabello con nuestro productos personales.
  • Por la noche, en forma de mascarilla que actuará durante horas. Este caso se recomienda para pelos muy secos y, no debes olvidar, lavarte el cabello al levantarte por la mañana.

Puedes utilizar aceite de oliva para el cabello cuando te resulte más cómodo, sólo debes tener en cuenta que después tienes que lavarte el pelo, si no se te quedará el pelo con un aspecto poco agradable.

Aceite de oliva para el pelo seco.

El pelo seco parece frágil y quebradizo, señales que indican que el pelo ha sufrido por la exposición solar o por tratamientos térmicos o agresivos.

El aceite de oliva para el pelo seco funciona muy bien debido a que lo nutre y lo hidrata, resolviendo en poco tiempo las puntas abiertas.

Antes de comenzar las aplicaciones de aceite de oliva virgen extra deberías ir a la peluquería y favorecer la regeneración del cabello cortándote las puntas.

Si el pelo está muy seco y estropeado puedes aplicarte una mascarilla de aceite de oliva por la noche una vez a la semana.

En cambio, si quieres hacerte una aplicación de menos tiempo tendrás que aplicarte una mascarilla como mínimo 2 veces a la semana, dejando que el aceite de oliva actúe durante 15 minutos aproximadamente.

Aceite de oliva para el pelo rizado.

El pelo rizado da un quebradero de cabeza bastante frecuente también en el pelo seco, hablamos del encrespamiento, que evita que el rizo permanezca brillante y bien hecho.

Para estas situaciones el aceite de oliva virgen extra es una buena opción para presumir de cabello rizado.

El aceite de oliva virgen extra puede disminuir y evitar el encrespamiento debido a su capacidad nutritiva e hidratante, haciendo el cabello más suave.

El aceite de oliva virgen extra disminuye el daño que aparece sobre el pelo rizado al aplicar espuma y después calor.

A veces queremos alisar un cabello rizado y puede resultar complicado.

El mejor producto para lograrlo es el aceite de oliva virgen extra ya que permite que el pelo sea más manejable, disminuye el daño por el calor y refuerza la estructura de la queratina, lo que favorece el alisado a la vez que mejora la salud del pelo.

Para estos casos debes aplicar aceite de oliva virgen extra una vez a la semana, durante unos 15 minutos.

Si el pelo rizado está seco y dañado puedes aplicarlo 2 veces a la semana o bien elegir una mascarilla que se aplicará por la noche una vez a la semana.

Aceite de oliva para el pelo graso.

Aunque parezca contradictorio el aceite de oliva es ideal para el cabello graso.

Como este tipo de pelo muestra esa apariencia característica, el cabello sufre una higiene exagerada y con productos muy agresivos, lo que provoca que las glándulas sebáceas se revuelvan, provocando más cantidad de grasa capilar.

En estos casos la solución se encuentra en aplicar aceite de oliva virgen extra sobre el pelo una vez cada 10 o 15 días.

Para este problema vamos a usar una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra y lo utilizaremos así:

  • Usaremos poca cantidad para masajear el cuero cabelludo, sin olvidarnos de la raíz.
  • Las puntas van a recibir la mayor cantidad de aceite de oliva virgen extra porque el pelo graso suele tener las puntas muy dañadas.

Para aprovechar las propiedades del aceite de oliva virgen extra sobre el pelo graso debemos mezclar el aceite de oliva virgen extra con 5 gotas de aceite esencial de lavanda, que presenta propiedades astringentes y controla la cantidad de sebo producida por las glándulas presentes en el cuero cabelludo.

Si tienes heridas o costras en el cuero cabelludo no utilices el aceite esencial por riesgo de reacción de hipersensibilidad.

Aceite de oliva para la piel.

Utilizar aceite de oliva todos los días beneficia nuestra salud, efectos positivos que también vemos en nuestra piel.

Utilizar aceite de oliva virgen extra es ideal para tu piel. Usa aceite de oliva para la cara y para el cuerpo.

Aquí te dejamos algunas propiedades del aceite de oliva para la piel:

  • Es un hidratante muy eficaz. Intensificará la hidratación de la piel y evitará la sequedad.
  • El aceite de oliva presenta una elevada capacidad para reparar tejidos dañados en la piel, por lo que beneficia a varias patologías de la piel. Útil para curar heridas o cicatrices.
  • Al ser rico en ácidos grasos naturales y antioxidantes, el aceite de oliva virgen extra combate el envejecimiento prematuro, conservando la elasticidad natural de la piel.

¿Cómo aplicar el aceite de oliva para la piel?

Para sacar provecho de las propiedades del aceite de oliva para el pelo lo ideal es usar aceite de oliva virgen extra obtenido por presión en frío y de alta calidad.

Usar aceite de oliva virgen extra como cosmético es un ahorro interesante. El precio del aceite de oliva es barato si lo comparamos con los productos cosméticos que encontramos en cualquier comercio.

La cantidad de aceite de oliva que debemos usar dependerá de los beneficios que busquemos, lo ideal es echarnos un pequeña cantidad de aceite de oliva en las manos y repartirlo por la parte del cuerpo que nos apetezca.

¿Cuándo aplicar el aceite de oliva en la piel?

Debes saber que la aplicación del aceite de oliva es bastante grasa, por lo que tienes que esperar un tiempo hasta que seque bien y cumpla con su cometido.

Si necesitas una buena hidratación, el mejor momento para ponerte el aceite de oliva es durante la noche.

Antes de irte a dormir, debes aplicarte aceite de oliva en las manos y/o los pies y frotar con una esponja exfoliante.

Después te pones unos guantes y/o calcetines durante toda la noche. Al despertarte notarás una piel suave e hidratada.

Aceite de oliva para la cara.

Si utilizas aceite de oliva para la cara podrás eliminar las arrugas, sobre todo aquellas que están debajo de los ojos.

Para disminuir las arrugas, coge una pequeña cantidad de aceite de oliva con la yema de los dedos y aplícalo en el contorno de los ojos.

Debes hacerlo masajeando con suavidad, ya que se trata de una zona sensible.

Beneficios del aceite de oliva

¿Para qué sirve el aceite de oliva en ayunas?

A continuación te contamos los beneficios del aceite de oliva en ayunas.

Protege nuestro organismo.

Este aceite es muy alto en polifenoles antioxidantes que protegen las membranas celulares y el ADN frente a los radicales libres.

Consumir aceite de oliva en ayunas impide la reproducción de células cancerígenas en el colon.

Depurado nuestro sistema digestivo.

El aceite de oliva en ayunas depura nuestro hígado, páncreas y vesícula biliar, evitando la formación de cálculos y mejorando las funciones del hígado, como la digestión de las grasas y la depuración del organismo.

El aceite de oliva adelgaza.

No queremos decir que el aceite de oliva adelgaza pero tampoco hay que pensar que engorda.

El aceite de oliva virgen extra en ayunas evita la retención de líquidos y enlentece el vaciado gástrico, favoreciendo que la sensación de hambre no aparezca tan pronto.

Una cucharada sopera de aceite de oliva aporta unas 40 calorías, por lo que no es incompatible con una dieta hipocalórica para perder peso.

Protege nuestro sistema cardiovascular.

Consumir una cucharada de aceite de oliva en ayunas beneficiará tu salud cardiovascular gracias a las grasas saludables que contiene.

El aceite de oliva virgen extra ayuda a disminuir la grasa abdominal y que se asocia con el riesgo cardiovascular.

Mejora el estado de ánimo.

El aceite de oliva contiene grasas saludables importantes para el buen funcionamiento del sistema nervioso central.

Facilitan la síntesis de neurotransmisores esenciales para mejorar nuestro estado de ánimo.

Mejora el dolor articular y muscular.

El aceite de oliva virgen extra tiene poder antiinflamatorio y analgésico en el organismo, reduciendo las molestias musculares y articulares que se relacionan con diversas enfermedades así como con la práctica de ejercicio físico.

Regula el tránsito intestinal.

El aceite de oliva es un gran lubricante del tracto gastrointestinal. Así podemos prevenir el estreñimiento y reducir el riesgo de cáncer de colon ya que se favorece la eliminación de toxinas.