Algunas veces, seguir una dieta equilibrada no es suficiente para conseguir nuestras metas.

En estos casos, hacer uso de ciertos suplementos nutricionales nos ayudará a conseguir que nuestros objetivos se hagan realidad.

En esta sección queremos enseñarte los suplementos nutricionales más eficaces y que merece la pena que pruebes.

Polen de abejas.

Los beneficios del polen de abeja se deben a su contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que es muy saludable.

Para la mayoría de la gente, el polen de abeja es un suplemento dietético seguro.

Existen muchas afirmaciones sobre sus beneficios para la salud pero la mayor parte de los estudios que se han hecho han sido en animales, no en personas.

Asegúrate de comprar polen de abeja de una fuente fiable.

Inositol.

El inositol mejora los problemas mentales y de salud mental, como trastorno de pánico, depresión, trastorno bipolar, síndrome de ovario poliquístico, síndrome metabólico y diabetes.

El inositol es un suplemento seguro y casi no causa efectos secundarios leves si se toma en dosis diarias de hasta 18 gramos.

Aunque seguramente tu dieta presente pequeñas cantidades de inositol, utilizar un suplemento será beneficioso para algunas personas.

Proteína de cáñamo en polvo.

La proteína de cáñamo en polvo es una proteína completa que contiene antioxidantes, minerales, fibra y grasas insaturadas saludables para el corazón.

Es una buena opción, especialmente para los veganos, pero puede ser menos nutritiva que otras proteínas de origen vegetal como la soja.

Aunque generalmente es seguro, puede causar efectos secundarios o contraindicaciones en algunas personas.

Se necesitan más investigaciones para determinar la calidad del polvo de la proteína de cáñamo pero es una buena opción para aquellos que buscan un polvo de proteína nutritivo con fibra y grasas saludables.

Melatonina.

La melatonina a dosis de 0,5-10 mg diarios parece ser efectiva aunque es mejor seguir las recomendaciones de la etiqueta.

Puede mejorar el sueño, la salud ocular, la depresión estacional, los niveles de hormona del crecimiento y el reflujo.

La melatonina es segura y se asocia con efectos secundarios mínimos pero puede interactuar con algunos medicamentos.

Actualmente no se recomienda para niños.

Ácido alfa lipoico.

El ácido alfa lipoico es un compuesto orgánico con propiedades antioxidantes. Se encuentra en varios alimentos pero también como suplemento.

Puede mejorar la diabetes, el envejecimiento de la piel, la memoria, la salud del corazón y la pérdida de peso.

Dosis de 600 mg parecen ser las más efectivas y seguras sin efectos secundarios.

Creatina.

La creatina es un suplemento eficaz con potentes beneficios para el rendimiento deportivo y la salud.

Puede aumentar la función cerebral, combatir ciertas enfermedades neurológicas, mejorar el rendimiento del ejercicio y acelerar el crecimiento muscular.

Intente añadir esta sustancia natural a tu dieta para ver si te funciona.

Glucosamina.

La glucosamina existe naturalmente dentro de nuestro cuerpo y juega un papel vital en el desarrollo y mantenimiento de las articulaciones sanas.

Aunque la glucosamina se usa para tratar diversas enfermedades articulares, óseas e inflamatorias, la mayoría de las investigaciones solo respaldan su eficacia para el tratamiento de los síntomas de la osteoartritis a largo plazo.

Parece segura para la mayoría de las personas a una dosis de 1.500 mg al día pero puede causar efectos secundarios leves..

Licopeno.

El licopeno es un poderoso antioxidante con muchos beneficios para la salud, incluida la protección solar, la mejora de la salud cardíaca y un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Aunque se puede encontrar como suplemento, puede ser más efectivo cuando se consume a partir de alimentos ricos en licopeno como los tomates y otras frutas rojas o rosadas.

Jalea Real.

Si bien la jalea real se ha usado en prácticas médicas antiguas durante siglos, ha sido rechazada en gran medida por los médicos occidentales debido a la falta de investigación.

No obstante, este producto de la abeja, que es diferente a la miel, todavía se usa como un tratamiento alternativo para una gran variedad de enfermedades físicas y mentales.

Hasta la fecha, muchas de las afirmaciones de salud asociadas a la jalea real siguen sin comprobarse. La mayor parte de la investigación disponible se limita a estudios en animales o estudios muy pequeños en humanos.

Ingerir jalea real no es 100% seguro. En ocasiones se han notificado efectos secundarios graves, como la anafilaxis.

Lisina.

La lisina es un aminoácido esencial con muchos beneficios que van desde prevenir el herpes labial hasta reducir la ansiedad y promover la curación de heridas.

Como unidad formadora de proteínas, también puede tener muchos otros beneficios. Sin suficiente lisina, tu cuerpo puede ser incapaz de producir hormonas y células inmunes suficientes o apropiadas.

La lisina se encuentra en grandes cantidades en la carne, el pescado y los productos lácteos, pero las legumbres, las frutas y los vegetales también contribuyen a su ingesta.

Ácido linoleico conjugado.

Los estudios sugieren que el ácido linoleico conjugado solo tiene efectos modestos en la pérdida de peso.

Aunque no causa ningún efecto secundario grave en dosis de hasta 6 gramos por día, existen preocupaciones sobre los efectos a largo plazo para la salud de las dosis suplementarias.

Perder unos cuantos kilos de grasa puede no valer la pena por los riesgos potenciales para la salud, especialmente porque hay mejores maneras de perder grasa.

Tribulus terrestris.

El Tribulus terrestris siempre se ha relacionado con la virilidad masculina aunque también da buen resultado para aumentar la libido femenina.

Lo que no se sabía era su uso como antiinflamatorio, diurético, antidiabético o regulador cardíaco.

Levadura de arroz rojo.

La levadura de arroz rojo puede mejorar la salud del corazón y reducir los niveles de colesterol, la inflamación, el crecimiento de las células cancerosas y los factores de riesgo del síndrome metabólico.

Puede causar problemas gastrointestinales, reacciones alérgicas, toxicidad hepática y problemas musculares, y no se recomienda para personas que toman estatinas o mujeres que están embarazadas o dando el pecho.